Publicado: 16 de Noviembre de 2016 a las 10:18

Rata negra - Rattus rattus (L., 1758)

Orden:      Rodentia

Familia:     Muridae

Especies:  Rattus rattus (L.,1758)


Posee un cuerpo fino y alargado que mide hasta 20 cm. con el rabo más largo que la cabeza y el cuerpo juntos. Su peso no sobrepasa 250 gr. y es de menor tamaño que la rata de alcantarilla. El color de su pelo varía de gris a negro, con el vientre de color más claro, y tiene un morro puntiagudo y los ojos y las orejas grandes.


HABITAT

Normalmente vive en “altura”, por lo que bajará desde su madriguera para alimentarse y beber. Puede vivir en los árboles, enredaderas y techos. Su territorio abarca 50 metros desde su nido.


COMPORTAMIENTO

Vive en colonias jerárquicas de forma similar a la rata de alcantarilla. La rata explora a la perfección su territorio estableciendo todas las vías posibles de escape que, al vivir en un medio más abierto que la rata de alcantarilla, incluye líneas de alta tensión, postes, árboles y paredes, de forma similar a la ardilla; realiza el mismo recorrido desde su madriguera a las fuentes de alimento o de agua; también posee un comportamiento “neofóbico” que hace que desconfíe ante cualquier novedad en su territorio (alimentos, objetos, etc.). Inician su actividad por la noche.


REPRODUCCION

Alcanza la madurez sexual a los dos meses de vida y tiene “picos” de reproducción en primavera y en otoño. La hembra tiene un período de gestación de 22 días, resultando entre 4 y 6 camadas por año de hasta 8 crías que nacen ciegas y desnudas de pelo.

ALIMENTACION

Es omnívora aunque se puede considerar que es la rata “vegetariana”, ya que prefiere de forma especial frutas, nueces, granos y vegetales. Es buena comedora pero no tan uniforme como la rata noruega; sin embargo, también necesita un aporte diario de agua igual de aprox. 25 ml. al día.
Accede a los edificios aprovechando la cercanía de las ramas de los árboles, vegetación adosada a paredes o cableado exterior, gracias a su agilidad y excelentes aptitudes escaladoras. En colonias importantes y cuando surge la necesidad de expandirse, también se pueden encontrar a nivel del suelo en madrigueras similares a las de rata de alcantarilla.

Posee las mismas cualidades físicas que esta última, destacando su agilidad, sentido del equilibrio y capacidad escaladora. Ciertos biólogos consideran que la rata de tejado poblaba mayoritariamente la península española pero que la aparición de la rata noruega o alcantarilla, de mayor tamaño y agresividad, redujo y desplazó progresivamente su hábitat a zonas elevadas.