Publicado: 10 de Noviembre de 2016 a las 10:28

Mosquito común (Culex pipiens (L., 1758)

BIOLOGÍA

Los mosquitos son insectos que vuelan y pican. Se desarrollan en el agua durante la etapa inmadura de su vida. Algunas de las especies que se encuentran en la Península Ibérica son considerados insectos nocivos y pueden transmitir enfermedades a los humanos. Hay tres clases de mosquitos muy importantes: el Anopheles (portador de malaria), Culex (portador de encephalitis viral), y Aedes (pronunciado E-dis; portador de la fiebre amarilla, la fiebre dengue, y de encephalitis).

Los mosquitos tienen cuatro etapas de la vida: el huevo, la larva, la crisálida, y el adulto. Los huevos son puestos en la superficie del agua (los tipos de Culex y Anopheles) o en la tierra húmeda que pronto deberá inundar del agua (el tipo de Aedes.

La mayoría de las larvas salen de los huevos dentro de 48 horas. Las larvas viven en el agua y respiran en la superficie por tubos. Las larvas comen los escombros orgánicos y microorganismos que hay en el agua. Entonces mudan en crisálidas, en esta etapa de descanso permanecen en el agua. Es durante este tiempo que el mosquito se hace adulto. Después de dos días la piel de la crisálida se parte y el adulto sale. La duración de este ciclo de vida depende de la especie y varía de 4-30 días.

En general, las hembras necesitan tomar sangre antes de poner los huevos. Ellas tienen las partes de la boca extendidas lo que hace perforar la piel y chupar la sangre del huésped. La saliva de los mosquitos previene coagular la sangre y provoca que la picadura se hinche y produzca picazón. La saliva es el medio para transmitir la enfermedad al huésped. La proteína de la sangre del huésped es usada para producir y madurar los huevos. Los machos toman néctar, no toman sangre. Las partes de su boca no están diseñadas para perforar.