Publicado: 5 de Mayo de 2015

Varias zonas de la Península Ibérica cuentan con la presencia de Avispa Asiática o vespa veluntina, una especie especialmente peligrosa, y de la que ya hemos hablado  en este blog en varias ocasiones.

Solo en Girona, se han capturado más de 700 individuos en los últimos meses. Debido al frío de las presentes fechas permanecen inactivas en sus nidos, pero el peligro llegará cuando el Sol comience a calentar de nuevo con la llegada de la primavera.

Girona es una de las provincias con mayor número de individuos de Avispa Asiática, cuya presencia ha sido detectada en tres comarcas. Ahora están agazapadas en sus nidos para combatir el frío, esperando la llegada de la primavera para poder reanudar su actividad.

Los protocolos de acción para minimizar sus daños están activados, al igual que hace unos años se hiciera con otras especies invasoras de la zona, tales como como la tortuga de Florida, el visón americano o, más recientemente, el coipú.

Hay muchos factores que contribuyen a la llegada de especies foráneas a España, aunque el más importante es la globalización y la, cada vez mayor, facilidad que tienen los individuos para desplazarse de una zona del mundo a otra.