Publicado: 8 de Mayo de 2015

La estructura social y el modo de ataque en grupo de la Solenopsis invicta u hormiga pelirroja favoreció otra técnica más eficaz: morder y seguidamente proyectar ácido en la herida provocada. Pero la hormiga pelirroja es más que una guerrera. Además de esta, existen otras especies peligrosas de hormigas que están ganado terreno en áreas  fuera de hábitats selváticos, como ocurre en Estados Unidos, donde ya  “residen” oficialmente. Mira más sobre estas especies y sobre uno de los insectos que encabezan el ranking de plagas en nuestro país.

Hormigas exóticas avanzan hacia Estados Unidos

La Odontomachus haematodus, una especie de hormiga originaria de América del Sur y cuyas picaduras venenosas son célebremente conocidas, se ha expandido en los últimos años en el Sur de los Estados Unidos desde la Costa del Golfo de Méjico. Pero nadie lo había advertido  hasta que se realizó un estudio sobre estos himenópteros de impresionantes mandíbulas.

Por primera vez, se ha catalogado oficialmente esta hormiga subtropical en suelo estadounidense.“Es interesante el hecho de que algunas de estas especies se propaguen porque estas hormigas gigantes lograron extender su territorio sin que nadie se percatase de ello”, indica la autora principal de este estudio Magdalena Sorger de la universidad del Estado de Carolina del Norte.

Su discreción a la hora de extenderse, podría explicarse por la confusión con su prima norteamericana. En todos los casos, “sabemos muy poco sobre estas hormigas incluida la manera en la que interactúan con las especies de hormigas autóctonas en las zonas que invaden”, añade la investigadora. Si se registró la especie de manera informal en 1956 en Alabama, ahora se reconoce que está dispersa a lo largo de la costa del Golfo de Méjico, por lo menos hasta Florida.

La Odontomachus haematodus lleva “una trampa” en las mandíbulas

Mientras las especies locales americanas son inofensivas, la Odontomachus haematodus no duda en picar a todo intruso que entre en su territorio, incluyendo el hombre. Afortunadamente, aunque la picadura es dolorosa, es de poca duración. La Odontomachus haematodus forma parte de los trap-jaw ants, literalmente en español “hormigas de mandíbula trampa”, en referencia a su sistema de captura prácticamente ineludible. Una presa que toca unas sedas especializadas situadas en sus mandíbulas abiertas, que alcanza un grado de apertura de 180º, y provoca un reflejo de cierre rapidísimo, de 35 a 65 m/s de 126 a 234 km/h.

HORMIGAS EN EL “TOP TEN” DE LAS PLAGAS

Aunque esta plaga puede parecer inofensiva para nosotros por la enorme distancia en la que se encuentra, en la época actual en la que prima la globalización y transporte de mercancías, una plaga que se encuentra a miles de kilómetros puede convertirse rápidamente en un problema en nuestro entorno.

Cucarachas, roedores, hormigas... Estas últimas representan uno de los problemas principales de plagas en nuestro país. Su control puede resultar difícil; por eso es aconsejable conocer algunos aspectos sobre su comportamiento que ayudan a su control y erradicación en nuestros hogares y negocios. A continuación os damos varios datos sobre las hormigas y su conducta.

La entrada: las hormigas pueden entrar a través de cualquier hendidura, aún por la más pequeña, en busca de agua, sustancias dulces o grasosas de despensas, almacenes, cocinas y todo tipo de establecimientos.

Los caminos de “aroma”: las hormigas dejan un camino con un aroma químico invisible que contiene feromonas para que las demás hormigas lo puedan seguir. Es su aviso cuando alguna encuentra una fuente de alimento.

Ubicación de la colonia: ellas pueden construir sus nidos casi en cualquier lugar dentro o alrededor de la casa, en el césped, en las paredes, en los troncos, o incluso debajo de la estructura de la vivienda.

Tamaño de la colonia: una colonia puede tener de 300.000 hasta 500,000 hormigas y la colonia entera puede desplazarse y reubicarse rápidamente cuando se siente amenazada.

Longevidad de la colonia: las hormigas tienen una vida relativamente larga. Las obreras pueden vivir 7 años y la reina hasta 15 años.

UN SERIO PROBLEMA DE CONTROL DE PLAGAS QUE HAY QUE DEJAR A LOS 

PROFESIONALES

Los métodos personales usados para el control de esta plaga, sin ayuda de profesionales, son inefectivos porque sólo matan a las hormigas que están a la vista, pudiendo provocar un efecto contrario al deseado. Es más, estos “métodos caseros” no toman en cuenta que se requieren diferentes tratamientos para erradicar distintos tipos de infestaciones de diferentes especies de hormigas. El tratamiento apropiado debe penetrar al hormiguero, destruirlo y a largo plazo ayudar a prevenir a que esta plaga no regrese. Mira este curioso artículo de nuestro blog sobre la supervivencia de las hormigas frente a una inundación. Y aquí tienes el listado de profesionales del control de plagas que pueden solucionar una infestación de hormigas o de cualquier otra plaga. 

Fuentes pctonline //Andréa Haug de Futura Sciences.