Publicado: 28 de Abril de 2015

Hoy volvemos a hablar en el blog deANECPLA de las chinches de la cama, y esta vez lo hacemos a raíz de un interesante  información de la que se ha hecho National Geografic  que alerta de los problemas para la salud pública de estos insectos.

Y es que tras realizar un estudio genético de chinches de varias ciudades norteamericanas, descubrieron que muchas de ellas eran resistentes a una familia de insectidas, los piretroides, cuyo uso está muy extendido. Estos insecticidas tienen múltiples aplicaciones ya que son relativamente seguros para el hombre y para las mascotas; son eficaces y de bajo coste. Sin embargo, su uso masivo ha ayudado a generar resistencias.
En el estudio -que ha sido publicado en Scientific Reports-, realizado a través de la comparación de genes de 20 poblaciones resistentes a los piretroides frente a una colonia vulnerable, se identificaron 14 genes que codifican proteínas encontradas en altos niveles en los chinches resistentes. Las siguientes investigaciones revelaron que estos genes estaban activos en el caparazón de los insectos, ayudando así a neutralizar las sustancias insecticidas antes de que hagan efecto o evitando que entren en su cuerpo.

Un hallazgo que, sin duda, ofrece pistas para enfrentarse a las chinches.