Publicado: 1 de Abril de 2015

Podría tratarse de un golpe definitivo a la chinche de la cama. Este descubrimiento ha sido publicado en casi todas las publicaciones científicas del mundo relacionadas con el control de plagas. Estos investigadores de Columbia Británica (Canadá), han creado un conjunto de sustancias químicas que atraen a estos insectos hacia trampas de las que no pueden escapar. Para dar con esa feromona ha sido preciso que los científicos participantes se dejaran picar 180.000 veces por chinches. El precio de la ciencia es alto pero el resultado parece ser muy satisfactorio. Mira a continuación todo el proceso y conoce a los autores y sus experiencias.

Esta nueva trampa, que estará disponible en el mercado el próximo año, funciona mediante la emisión de una serie de feromonas, que atraen a las chinches hacia las trampas, y las mantienen allí.

La bióloga Regine Gries descubrió las feromonas después de actuar como “anfitriona” de miles de chinches durante la investigación, en la cual participaron también Gerhard Gries, su marido y  profesor de biología y el químico Robert Britton con un equipo de estudiantes, todos de la Universidad Simon Fraser.

“El mayor desafío en el tratamiento contra las chinches es detectar la infestación en una etapa temprana”, dijo Gerhard Gries.“Esta trampa ayudará a los propietarios, a los inquilinos, y a los profesionales de control de plagas a determinar si tienen un problema de chinches, de modo que puedan tratarlo rápidamente. También será útil para monitorizar la eficacia del tratamiento.” Añadió.

El trabajo académico le sirve ahora, a una empresa canadiense especializada, para desarrollar trampas que sean a la vez eficaces y asequibles para todos los que busquen detectar y controlar las infestaciones.

La contribución de la bióloga Regine Gries ha sido notable. Se dejó picar por unas 180.000 chinches para poner la fórmula a punto químicamente. Gries reaccionó bien porque su organismo es resistente a su picadura.

La chinche común (Cimex lectularius) es un pequeño insecto parásito que se alimenta principalmente de sangre humana... mientras estamos durmiendo. Su inmunidad a los plaguicidas le ha permitido tener una fuerte recuperación en el mundo desarrollado en las últimas décadas, y ha dado lugar a un aumento de las infestaciones. Si no son exterminadas, se reproducen y se propagan rápidamente.

Cuando se encuentran en gran número, esos insectos se vuelven una verdadera molestia. Una infestación puede tener consecuencias muy importantes en la salud y la calidad de vida de las personas. Algunas no reaccionan en absoluto a las picaduras; otras pueden tener reacciones más graves, tales como urticaria o una reacción alérgica más intensa y peligrosa.

Los insectos pican todo el cuerpo humano, sobre todo en la cara, el cuello, la parte superior del torso, los brazos y las manos. Pueden pasar semanas o meses sin alimentarse, dependiendo de la temperatura ambiente.

La investigación de los Gries comenzó hace ocho años, cuando inicialmente lograron aislar una mezcla de feromonas que atraían a las chinches en los experimentos de laboratorio, pero no en los apartamentos infestados de chinches.

“Nos dimos cuenta de que nos faltaba un componente altamente inusual, uno que no podíamos encontrar usando nuestra cromatografía regular de gases y las herramientas de espectrometría de masas”, dijo Gerhard Gries.

Entonces Britton fue incorporado al equipo para estudiar las diminutas cantidades de sustancias químicas que Regine Gries había aislado de su piel al ser mordida por las  chinches y averiguar por qué los insectos encontraban  tan atrayente la piel humana.

Después de dos años, Britton y el matrimonio Gries descubrieron que la respuesta es la histamina, una sustancia química que para las plagas de chupadores de sangre significa que es un “refugio seguro”. Una vez en contacto con la histamina, los insectos se quedan allí “secuestrados”, anulándose incluso su necesidad de alimentarse de sangre.

La clave para atrapar a las chinches se encuentra en las heces

Sin embargo, a pesar de su extensa investigación, los Gries y su equipo no lograban combinar la histamina o la mezcla de feromonas para fabricar una trampa eficaz, por lo que comenzaron a analizar los productos químicos de las heces de las chinches.

Cinco meses más tarde, el equipo había descubierto tres nuevos compuestos que nunca antes habían sido reportados sobre las chinches, completando la combinación necesaria para crear una efectiva.

La trampa de chinche ha sido probada con éxito en apartamentos infestados de la ciudad de Vancouver y el equipo está trabajando ahora con empresas fabricantes para desarrollarla comercialmente.

Desafortunadamente, esto significa que Regine Gries seguirá alimentando la colonia de chinches cada semana: “No estoy muy emocionada por esto… pero sabiendo lo mucho que esta tecnología beneficiará a tanta gente, creo que todo vale la pena.”

¿Qué son la FEROMONAS?

Las feromonas son sustancias químicas olorosas producidas por animales e insectos que afectan al comportamiento de otros miembros de la especie.Las feromonas suelen ser esparcidas por el viento, pero se pueden depositar en el suelo, la vegetación y otras superficies. Debido a que los insectos dependen de estas sustancias químicas para realizar actividades tales como alimentarse o reproducirse, las feromonas se pueden usar para atraerlos a fin de eliminarlos, interrumpir el apareamiento y analizar datos.

Algunas ventajas y desventajas del control de plagas con feromonas:

VENTAJAS

Menos destrucción:  las feromonas de los insectos no tienen los efectos destructivos no específicos de algunosbiocidas convencionales, y tiene menos efectos dañinos en humanos, animales e insectos beneficiosos.
Interrupción del apareamiento: la interrupción del apareamiento es uno de los principales objetivos del control de plagas. Para lograrlo el objetivo es conseguir la denominada “confusión sexual”.Esta consiste en evitar el apareamiento del insecto-plaga en cuestión, mediante la colocación de un número suficiente de feromonas para que se forme una nube feromonal en el espacio donde desarrollan su actividad biológica machos y hembras, y de esta forma son incapaces de encontrarse.

DESVENTAJAS

Costo elevado: el costo de estos procedimientos el principal hándicap. Resulta más caro producir feromonas que biocidas, en particular debido a la baja tasa de utilización. Además, se necesita una feromona diferente para cada especie. Esto aumenta el costo general cuando es preciso controlar varios tipos de insectos.